¡A TOMAR AGUA!

¡A TOMAR AGUA!

Calidad de Vida  -  31/01/2017

El agua es un componente fundamental para la salud. En esta nota, te contamos todos sus beneficios.

Cuantas veces escuchamos la frase “hay que tomar 2 litros de agua al día como mínimo”. Hay campañas al respecto y los médicos nos los recomiendan en cada consulta. Sin embargo, pocos son las personas que cumplen con esa consigna. ¿Pero por qué es tan importante beber esa cantidad de agua? ¿En qué nos beneficia y qué pasa si no lo hacemos?

Nuestro cuerpo está compuesto en un 60% por agua, que necesita para tener un adecuado funcionamiento. Si el agua falta, los problemas no tardan en aparecer. Debemos saber que en las actividades que realizamos a lo largo del día, gastamos ese líquido fundamental (entre orina, sudor, actividad física, etc.) y es por eso que para llevar una buena calidad de vida y que nuestro organismo funcione correctamente, debemos reponer ese faltante con la ingesta de agua.

Cuando hablamos de beber 2 litros de agua, nos estamos refiriendo a agua propiamente dicha. En esa cantidad no cuentan infusiones, bebidas azucaras, etc. Además, todo el resto de comidas que aportan agua, como frutas y verduras, deben contabilizarse aparte.

UN OCÉANO DE BENEFICIOS
El agua es esencial para la vida; un componente imprescindible para la salud. Forma parte del 83% de la sangre, el 80% de los músculos, 75% del cerebro y 22% de los huesos. Son muchos los motivos para beber entre 8 y 10 vasos de esa bebida natural tan maravillosa. Aquí te contamos algunos…
  • Cumple una función desintoxicante del organismo. Ayuda a eliminar toxinas y partículas nocivas de nuestro cuerpo.
  • Transporta nutrientes, vitaminas, y otras sustancias del organismo como hormonas y plaquetas.
  • Ayuda a generar fluidos lubricantes que protegen las articulaciones, el tracto digestivo y el aparato genitourinario.
  • Sirve para absorber el calor, liberarlo en forma de transpiración y, de esa manera, regular la temperatura corporal.
  • Ayuda a mejorar el funcionamiento del hígado y el riñón, dos órganos indispensables. En el caso de los riñones requieren un adecuado flujo para filtrar los tóxicos de la sangre y eliminarlos a través de la orina.
  • Aporta al cuerpo los minerales y el oxígeno que necesitan las células.
  • Mejora la elasticidad de la piel y ayuda a garantizar su firmeza.
  • También ayuda a mantener la salud del cabello, su fuerza, brillo y elasticidad.
  • Ayuda a mantener uñas y manos perfectas.
  • Mejora el rendimiento físico, porque mantiene los músculos hidratados.

 

¿CÓMO SABER SI ESTAMOS TOMANDO LO NECESARIO?
Es posible que no estemos pendientes de cuánto líquido ingerimos durante el día. O bien porque no prestamos atención, o porque lo hacemos de forma automática. Hay un indicador de nuestro organismo que nos da la respuesta. Solo hay que observar el color de la orina: si la misma es amarillo claro, estamos en un nivel saludable y correcto. Si por el contrario el color es amarillo intenso y posee un olor fuerte, es probable que exista cierto grado de deshidratación.
Otra cuestión para tener en cuenta es que no debemos llegar al punto de tener sed para beber agua. Si llegamos a esa instancia, es porque estamos por debajo de la ingesta que nuestro organismo necesita.

PLAN DE ACCIÓN
Como todo en la vida es una cuestión de actitud. Pequeños pasos para un cambio profundo. Algunas ideas para adquirir el hábito y que tomar 2 litros de agua ya no sea una necesidad, sino un placer.
  • Cambiar bebidas azucaradas por agua por un período de 2 semanas, para intentar afianzar el hábito.
  • Llevar la cuenta de cuánto y de qué se bebe en un día. De 8 a 10 vasos representan 2 litros de agua.
  • Llevar siempre una botellita de agua para recargar.
  • Beber agua en familia. Incluir siempre una jarra de agua en la mesa.
  • Controlar el color de la orina.
  • Beber agua durante todo el año: no es solo cuestión de los meses de calor.
  • Tomar agua antes, durante y después de la actividad física para reponer lo que se va en transpiración.
Por último, hay que recordar que esta ingesta no es solo para el verano. Se debe mantener todo el año. En verano, por supuesto, nos ayuda a evitar los golpes de calor, pero los 12 meses nos permite conservar nuestras capacidades cognitivas al máximo.
Es hora de tomar tus 2 litros diarios. Al terminar de leer estas líneas es un excelente momento para arrancar. ¡Tu organismo te lo va a agradecer!
TE RESULTÓ INTERESANTE?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votes, average: 4,00 out of 5)

Contenido Relacionado

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *