ESTAR CÓMODO ESTÁ DE MODA

ESTAR CÓMODO ESTÁ DE MODA

Cerca de tu Negocio  -  13/01/2020

Estilos más informales y espacios laborales más dinámicos.

Los tiempos cambian y muchas estructuras y formalidades, de a poco, van quedando atrás. Las nuevas generaciones imponen nuevas reglas y las organizaciones las van aceptando. Desde la estructura de los espacios laborales, pasando por las formas de trabajo, hasta las exigencias de vestimenta fueron cambiando y evolucionando hacia un concepto o formato más cómodo, descontracturado y sobre todo ¡funcional! Y esto sin dudas responde a que, si nos sentimos cómodos, trabajamos mejor, nos desarrollamos y logramos mejores resultados. 

Por décadas se estableció que en el mundo del trabajo los varones debían usar traje (con corbata) y las mujeres vestimentas súper formales. En cuanto a la estructura del edificio, el jefe tenía su oficina (siempre con la puerta cerrada) y el resto compartía espacios dependiendo de su escalafón en la pirámide laboral. Esto hoy está demodé y es preciso, si aún somos de los que no nos actualizamos, empezarlo a cambiar.

 

MOMENTO IDEAL PARA EL CAMBIO

El verano es una época ideal para comenzar a cambiar la filosofía. Período de por si descontracturado donde todas las empresas suelen dar “más licencia” al régimen de vestimenta, por ejemplo. ¿Qué pasa si tomamos este período como la llave para comenzar a abrir un nuevo camino y sostenerlo durante el año? Un camino de flexibilidad, autenticidad y representatividad. Veamos cómo…

 

VESTIMENTA

Como dijimos ya no nos vestimos como antes. El código de vestimenta cambió en todos los ámbitos, incluido el trabajo. Zapatillas y estilos más relajados son una constante en las empresas. Sin embargo, y a pesar de la evolución, la vestimenta para el trabajo suele ser un tema complejo. ¿Qué usar? ¿Cuál es el límite de lo correcto? ¿Hay un límite? Los especialistas coinciden en que la clave es ser equilibrado sin perder la esencia propia de cada persona. ¿Qué quieren decir con esto? Simple. Si una persona usa zapatillas todo el tiempo y solo se pone zapatos para la oficina, claramente no va a estar cómoda. Entonces está bueno que la zapatilla también acompañe su look de oficina. Hoy hay tantos modelos que se adaptan a todos los estilos e incluso son más lindas que muchos zapatos. También el trabajador tendrá que buscar ese equilibrio y poder evaluar si para una reunión o para una visita a un cliente es más adecuada otro tipo de vestimenta, o se siente más cómodo de tal o cual manera.  

De todos modos, será el área de Recursos Humanos de cada empresa la cual deberá marcar la línea y establecer los límites que no esté dispuesta a cruzar la compañía, si los hubiera.  

Las empresas de tecnología fueron las primeras en liberar el código de vestimenta y habilitar cuasi todo. Claramente, siempre el sentido común es lo que debe prevalecer. 

 

ESTRUCTURA

Los espacios laborales también mutaron a esta era. Hoy las pocas oficinas que existen tienen sus puertas abiertas y la disposición de escritorios o box suele ser en equipos de trabajo, con un diseño donde todos nos vemos y podemos compartir e intercambiar. Además, conviven con espacios que no son de nadie y son de todos. Es que producto de las nuevas tecnologías (laptops, smartphone, etc.) hoy un box o escritorio no es el único lugar de trabajo. Los trabajadores se mueven al ritmo de las necesidades. A la mañana están sentados en un escritorio y a la tarde están en un lugar común.  Está claro que tener un lugar de pertenencia donde ubicarse y dejar las cosas está bueno, pero también hay que tener la flexibilidad para moverse cuando la situación lo requiera. 

Los tiempos cambiaron y las formas de relacionarse, comunicarse y vestirse acompañaron esa transformación. Estamos ante un nuevo escenario donde priman la flexibilidad, la autenticidad, la funcionalidad y la libertad. Y donde el foco está puesto en hacer bien nuestro trabajo compartiendo en equipo, no en cómo nos vestimos o nos sentamos. 

TE RESULTÓ INTERESANTE?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No Ratings Yet)

Contenido Relacionado

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *