ESTABILIDAD CORPORAL

ESTABILIDAD CORPORAL

Calidad de Vida  -  06/02/2024

Cómo potenciar nuestro equilibrio.

Seguro en alguna ocasión sentiste que perdías el equilibrio al realizar alguna tarea o movimiento en tu día a día. Que tu estabilidad corporal estaba comprometida. ¿Pero qué es el equilibrio y qué es la estabilidad? Según explica Erica Di Cione, Profesora Nacional de Educación Física e Instructora de Yoga, el equilibrio es una capacidad motora que se mantiene gracias a las fuerzas que producen las diferentes estructuras del cuerpo, mientras que la estabilidad es la capacidad del cuerpo de mantener el equilibrio. Aquí hay varios sistemas implicados: el visual, el vestibular del oído interno y el propioceptivo de músculos y articulaciones. Debemos saber que hay dos tipos de equilibrio:

– Estático: conocido como “estabilidad”. Aquí la persona mantiene su postura en una superficie estable, sin movimiento. Por ejemplo, en el piso.

-Dinámico: es la capacidad que tiene la persona para mantener la postura sobre una superficie que se mueve o ser la persona quien se mueve. Por ejemplo, realizar balanceos del cuerpo con el apoyo de un pie.


SIEMPRE PRESENTE

Aunque no lo tengamos presente el equilibrio nos acompaña en todo momento. “Por lo general cuando hablamos de equilibrio nos hacemos la imagen mental de pararnos en un pie. Pero es importante comprender que el equilibrio se usa en todo momento. El equilibrio es la manera que tienen nuestras estructuras de mantenerse activas durante las diferentes posturas y movimientos que realizamos durante el día. Trabajar de forma consciente sobre el equilibrio es fundamental: nos ayuda sobre nuestra confianza, aumenta nuestro foco, previene caídas y nos ayuda a estar más despiertos y activos”, explica y argumenta Di Cione.


TIPS PARA POTENCIAR EL EQUILIBRIO

Como explica Di Cione, para potenciar el equilibrio en nuestra vida “hay que trabajarlo”, dedicarle tiempo. “Podemos hacer ejercicios concretos de entrenamiento de esta capacidad motora e incluso hacerlo de una forma lúdica, por ejemplo, lavarnos los dientes en un solo pie”, ejemplifica.

La especialista nos comparte simples ejercicios que pueden ayudar a trabajar el equilibrio:

  • Caminar en línea recta colocando paso a paso un pie por delante del otro. Cambiar la posición de las manos, por ejemplo, manos a la cintura y brazos extendidos hacia el cielo.
  • Caminar sobre los talones y luego sobre la punta de los pies. Si no nos sentimos seguros podemos hacerlo tomados de la pared.
  • Pasaje del peso del cuerpo. Este ejercicio se hace con piernas separadas ancho de caderas semiflexionadas. Despegar una pierna del piso, mantener el equilibrio y luego volver a apoyarla para repetir la acción con la otra pierna. Si nos resulta desafiante,  podemos hacerlo sutilmente tomados de una silla.
  • Equilibrio sobre una pierna en superficie estable: Mantener 30 segundos con cada pierna. Para comenzar se puede hacer agarrada de una silla.

Para terminar, Di Cione comparte un ejercicio un poco más desafiante:

  • Equilibrio a una pierna en una superficie inestable. Por ejemplo, con el apoyo del pie en una colchoneta o almohadón. Podemos hacerlo agarrados de una silla. Mantener la postura 30 segundos con cada pierna.

Nuestro cuerpo es el vehículo que nos permite llevar adelante cada tarea en nuestra vida. Cuidarlo y trabajarlo para sentirlo fuerte y pleno es clave. 

Más información en @ericadicione

TE RESULTÓ INTERESANTE?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No Ratings Yet)

Contenido Relacionado

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *