DEPORTE SIN RIESGOS ¡CHEQUEO PREVENTIVO!

DEPORTE SIN RIESGOS ¡CHEQUEO PREVENTIVO!

Calidad de Vida  -  07/05/2019

El certificado de aptitud física es un requisito fundamental para la práctica segura de cualquier tipo de ejercicio físico o deporte.

Siempre hablamos de los beneficios que le reporta a la salud realizar actividad física de manera regular y dejar el sedentarismo atrás. Sin embargo, es importante saber que para que el deporte sea sinónimo de salud es fundamental realizar el chequeo médico preventivo correspondiente a la actividad que se va a realizar.  Durante mucho tiempo la ley no exigía a los centros de prácticas deportivas, instituciones, gimnasios o establecimientos deportivos solicitar el apto médico a cada persona que ingresaba. Esto trajo severas consecuencias, ya que personas que desconocían patologías existentes sufrían inconvenientes de salud. Para remediar esta situación y convertir la práctica deportiva en un sinónimo de salud, el 14 de diciembre de 1998 fue sancionada la Ley N° 139 “Gimnasios” en CABA que obliga a las instituciones a pedir a cada persona su certificado apto médico. Durante este tiempo ha sufrido diversos cambios, sumando por ejemplo las carreras de calle, un boom de la actualidad. Según explica Carlos Reguera, médico cardiólogo, jefe de Cardiología y Medicina Preventiva del Instituto de Neurociencias Buenos Aires (INEBA), la ley no solo habla de la presentación de aptos físicos, sino también de la responsabilidad que tienen las instituciones de instruirse y capacitarse en técnicas de RCP y uso de DEA.

En este tiempo diferentes provincias (como Buenos Aires) se han sumado a esta iniciativa buscando que deporte sea solo sinónimo de salud.

Pero ¿qué es el chequeo médico preventivo? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Cómo trabaja? “La confección del certificado de aptitud física es un requisito fundamental para la práctica segura de cualquier tipo de ejercicio físico y/o deporte. Su principal objetivo es detectar patologías y prevenir riesgos. Si bien la práctica deportiva es beneficiosa para la salud, también puede comprometerla. El ejercicio físico implica un estrés al organismo, por lo cual, para evitar un mal mayor, todas las personas deben realizar una evaluación médica previa a la realización del mismo”, explica Reguera.  Y aclara su importancia: “el chequeo preventivo es un examen de salud que permite detectar precozmente patologías ocultas o bien evaluar los diversos factores de riesgo cardiovasculares del paciente. Identificar alteraciones con premura permite realizar recomendaciones oportunas e incrementar el éxito terapéutico”.

LOS PASOS DEL CHEQUEO

Bajo el paraguas de chequeo encontramos la consulta médica y un conjunto de estudios diagnósticos. Según explica Reguera un circuito pre participativo multidisciplinario para un deportista puede abarcar o incluir a diversos especialistas como: cardiólogo, nutricionista, traumatólogo y deportólogo, entre otros.

Con respecto a la evaluación para la obtención del apto físico cardiovascular el especialista explica que la misma comprende la consulta médica cardiológica –por medio de la cual se interroga al paciente sobre sus antecedentes patológicos y familiares, medicación que pueda estar tomando–, examen físico (auscultación, palpación de pulsos, etc.) y estudios complementarios que ayuden a interpretar mejor al paciente. “Entre ellos podemos mencionar análisis de laboratorio, radiografías, electrocardiograma de reposo, ergometría o prueba de esfuerzo de 12 derivaciones (la cual en deportistas de alto rendimiento siempre debemos buscar que sea máxima) y ecocardiograma doppler, entre otros”.

Una vez realizados todos los chequeos médicos, el certificado atestigua la aptitud física del individuo, considerando su edad, género, antecedentes y actividades deportivas a desarrollar (competitivas o recreativas). Los resultados del certificado pueden ser diversos: apto sin restricciones; apto con restricciones; no apto temporal o no apto permanente. El mismo, tiene validez por 1 año.

¿Y LOS COLEGIOS?

Según explica Reguera el apto físico escolar es el certificado solicitado por las escuelas al niño o adolescente en forma anual, e indica su estado de salud. Éste determinará si puede o no participar en la clase de educación física y se rige con los mismos principios del apto para adultos. “Generalmente todo lo coordina el médico pediatra de cabecera, quien guía a sus pacientes hasta aproximadamente los 16 años”.

Para más Info: www.ineba.net

TE RESULTÓ INTERESANTE?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votes, average: 5,00 out of 5)

Contenido Relacionado

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *