¡CUIDADO CON LOS MOSQUITOS!

¡CUIDADO CON LOS MOSQUITOS!

Calidad de Vida  -  04/11/2019

Cómo prevenir dengue, fiebre chikungunya y zika.

En los últimos años, las enfermedades transmitidas por mosquitos se convirtieron en una preocupación mundial debido a que se expandieron a nuevas áreas, se dieron epidemias y, además, aparecieron nuevos desafíos.  En ese contexto, en la actualidad el dengue, y en menor medida el zika y la fiebre chikungunya representan uno de los principales problemas de salud pública en el mundo. Con la llegada de la época más cálida, las vacaciones y el consiguiente movimiento de gente a zonas con mayor circulación de las enfermedades, es importante recordar las medidas preventivas y buenas prácticas que todos podemos realizar. Para eso consultamos al presidente de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI) el Dr. Daniel Stamboulian, quien junto a otros profesionales del Centro Stamboulian desarrollaron el libro “Enfermedades transmitidas por mosquitos, qué son y cómo prevenirlas”.  Veamos de qué se trata cada una, sus diferencias y ¡Cómo prevenirlas!

 

DENGUE

Quizás la más conocida por los argentinos ya que en el país es epidémica en los meses de mayor temperatura (noviembre a mayo). Es una infección viral transmitida por la picadura de mosquitos hembra infectadas, principalmente el Aedes aegypti, aunque también por Aedes Albopictus. Puede afectar a personas de cualquier edad. Su causa es el virus del dengue (DENV) del cual existen 4 serotipos: DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4. Quien se infecta de un serotipo es inmune a ese serotipo, pero puede infectarse por los otros. Es por eso por lo que una misma persona puede contraer dengue hasta 4 veces. Los serotipos 2 y 3 son los responsables de la mayor cantidad de casos graves. Por otro lado, quienes tuvieron una infección primaria tienen mayor riesgo de desarrollar dengue grave durante la segunda.

Los síntomas del dengue aparecen luego de un período de incubación de 4 a 10 días de la picadura del mosquito infectado, y suelen durar entre 2 y 7 días. Ellos son: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los ojos, dolores musculares y articulaciones, náuseas y vómitos, agrandamientos de los ganglios linfáticos, erupción en la piel. Cuando el cuadro evoluciona a un dengue grave produce hemorragias, shock y daño severo de algunos órganos como hígado, riñones, corazón o cerebro, que ponen en riesgo la vida. La rápida consulta con el médico es esencial ante la sospecha de dengue, para detectar precozmente los casos potencialmente graves, y tratarlos.  

Como el riesgo de transmisión del dengue se da por la presencia de mosquitos la clave es eliminar criaderos y controlar a estos insectos. Además, es importante usar de modo adecuado los repelentes y adoptar distintas medidas de prevención (ver recuadro).  No existe tratamiento específico para el dengue, solo para los síntomas. Existe una vacuna, pero la OMS solo recomienda aplicarla como parte de un programa de control de dengue y únicamente en personas con evidencia de dengue en el pasado documentado por laboratorio. 

 

ZIKA

Es la infección causada por el virus del zika que se transmite principalmente a través de la picadura de mosquitos infectados, sobre todo el Aedes aegypti en las regiones tropicales. Pero también este virus puede transmitirse de la madre al feto durante al embarazo, por contacto sexual, por transfusiones de sangre y productos sanguíneos y por trasplantes de órganos. 

Es una enfermedad emergente en América Latina que causó gran temor en el 2016 cuando se detectó en Brasil asociación con la microcefalia de bebes recién nacidos de madres infectadas y los primeros casos en la Argentina. Sin embargo, se detectó por primera vez en personas en el año 1952 en Uganda y Tanzania. 

La enfermedad tiene un período de incubación de 3 a 12 días. Con respecto a los síntomas, si bien muchas personas no los tienen o son moderados, éstos pueden durar hasta una semana y el riesgo de muerte es poco frecuente. Entre ellos se destacan: fiebre baja, ojos rojos, dolor articular, erupción con mucha picazón, dolor de cabeza y dolor muscular. 

Como no hay vacuna para prevenir el zika, es importante evitar las picaduras de mosquitos. En el caso de la transmisión sexual es necesario el uso de preservativos. Como la enfermedad del zika suele ser leve no necesita tratamiento específico, los pacientes deben estar en reposo, beber abundante líquido y consultar al médico.

En el caso de las embarazadas el riesgo del zika reside en el potencial del virus de producir anomalías del sistema nervioso central del feto, restricción del crecimiento intrauterino, mortalidad fetal o abortos espontáneos. Por eso las mujeres embarazadas deben evitar viajes a zonas donde circula el zika y tomar todas las medidas pertinentes. 

A diferencia del dengue, quienes se infectan con zika es probable que queden protegidos contra esta infección a futuro.  

 

FIEBRE CHIKUNGUNYA

Si bien puede ser la menos conocida en la Argentina es una enfermedad emergente que afectó a millones de personas y aún causa epidemias en varios países. En la Argentina aún no se registraron casos autóctonos, pero sin embargo existen condiciones que facilitan su introducción y transmisión: la existencia de viajeros procedentes de países endémicos y la presencia en el territorio de los mosquitos vectores de la enfermedad. 

Causada por el virus Chikungunya (CHICKV) se descubrió por primera vez en 1952 en el sur de Tanzania. Su nombre proviene de una voz del idioma Kimakonde, y significa “doblarse”, debido a que los pacientes se suelen encorvar por los dolores articulares que presentan. Se transmite por la picadura de los mosquitos hembra Aedes aegypti y Aedes albopictus infectados. Los mosquitos adquieren el virus de una persona con la infección circulando en sangre y pueden transmitirlo al ser humano luego de una incubación de 10 días. 

Los síntomas, fiebre, sarpullido, dolor articular, dolor de cabeza, inflamación articular (tobillos, muñecas y articulaciones pequeñas de las manos), conjuntivitis, náuseas y vómitos, suelen aparecer de 4 a 8 días de la picadura, y puede confundirse con dengue y zika por lo que es clave la visita al médico para determinar la enfermedad. 

No existe vacuna y por lo tanto es clave el uso de repelentes y las medidas para prevenir y eliminar mosquitos. Para tratar los síntomas se da reposo, abundante líquido y paracetamol. La mayoría de los infectados se recupera en un lapso de 1 a 3 semanas, pero en algunos el dolor de las articulaciones puede continuar por meses. Si bien es muy poco frecuente la muerte por esta enfermedad, la población con mayor riesgo para desarrollar las formas graves la encabezan los adultos mayores de 65 años. 

 

MEDIDAS PREVENTIVAS CONTRA PICADURAS

-Usar repelente los cuales deben contener en su fórmula DEET al 25% -50% antes de salir y reaplicar cada 6 horas. Principalmente al amanecer y al atardecer.

-Vestir ropa clara, que en lo posible cubra brazos y piernas.

-Colocar mosquiteros en puertas y ventanas.

-Usar tules en cunas o cochecitos de bebés.

-Usar repelentes de insectos ambientales.

-Eliminar criaderos de mosquitos: una tapita que acumula agua, ya puede ser un criadero. 

TE RESULTÓ INTERESANTE?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No Ratings Yet)

Contenido Relacionado

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *