CÓMO USAR EL AIRE ACONDICIONADO EN VERANO

CÓMO USAR EL AIRE ACONDICIONADO EN VERANO

Calidad de Vida  -  03/12/2018

Todo lo que hay que saber para que el aire no cause problemas.

Hoy no nos podemos imaginar cómo sería nuestra vida diaria en verano sin el confort que suministra el aire acondicionado. Es un aparato de la vida moderna presente en casi todos los ambientes laborales y los hogares. Sin embargo, este remanso ante las agobiantes temperaturas que se presentan cada temporada estival debe ser utilizado correctamente para evitar complicaciones.

¿Cuántas veces venimos de la calle, entramos a un lugar cerrado y sentimos que pasamos del desierto de Sahara al Polo Norte? Esta diferencia de temperatura es el primer indicador de que algo en el uso del sistema de refrigeración no es correcto: la temperatura elegida. Según explican los especialistas la temperatura ideal debe estar alrededor de los 23/ 24°. Tenerlo más frío (además de proporcionar un consumo excesivo de energía) es contraproducente para la salud por este choque y cambio abrupto de temperaturas.  

Otro punto que hay que considerar es que el aire acondicionado proporciona un aire seco, por eso se recomienda que en el ambiente también haya un porcentaje de humedad.  Y por más de que haga mucho calor, todos los días se deben ventilar los espacios por un lapso no menor a los 15 minutos para evitar la concentración de gérmenes en los ambientes. También es clave que el cuerpo no este expuesto directamente a la salida del aire: los equipos deben ubicarse en lugares estratégicos.

Por último, como a todo aparato se le debe realizar el mantenimiento periódico para que su funcionamiento sea correcto y efectivo.

 

EN EL TRABAJO

Es habitual escuchar peleas de oficina por el aire acondicionado. Están los que tienen frío y los que siempre tienen calor. Aquí lo mejor es consensuar una temperatura de 22 a 24° y entender que es un espacio compartido. También llevar siempre vestimenta acorde para la estación. Si se utilizan géneros pesados o telas gruesas, seguramente la sensación de calor será mayor. Los colores claros y las texturas como algodón siempre son buenas elecciones.

 

EN EL AUTO

Un error habitual es subir al auto, luego que permaneció cerrado por varias horas, y poner el aire acondicionado al máximo apuntando las rejillas directo a nuestra cara.  Esto es algo que debemos desterrar por completo. Aunque pasemos unos minutos de calor es preciso abrir las ventanillas, comenzar a circular y dejar que el auto se ventile totalmente. Luego, sí encender el aire a una temperatura media, sin que apunte a ningún ocupante del vehículo de manera directa.

TE RESULTÓ INTERESANTE?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No Ratings Yet)

Contenido Relacionado