¿QUÉ ES EL AQUAPLANING?

¿QUÉ ES EL AQUAPLANING?

AUTOS  -  10/09/2021

Te contamos sobre este efecto físico que puede ser peligroso al momento de la conducción.

Quizás alguna vez lo escuchaste nombrar. Pero ¿sabés qué es el acuaplanning y qué riesgos puede traerte al momento de la conducción de tu auto? Según nos explica Pablo Piolo, supervisor de Prevención de Experta Seguros, el acuaplaning o hidroplaneo es cuando el vehículo pierde el contacto con la superficie porque pisa agua y no puede drenarla. Los neumáticos patinan y no responden a la dirección, tampoco al frenado ni a la aceleración. En consecuencia, el vehículo puede derrapar o hacer trompos y en ese momento es cuando se pierde el control de su conducción. Este efecto se produce básicamente cuando el agua entre los neumáticos y el suelo no puede drenarse con la rapidez necesaria. “La capa de agua se acumula delante del neumático, formando una cuña (de agua), hasta que la presión de ésta supera al peso del auto y lo hace flotar sobre el piso. Es entonces cuando el neumático pierde contacto con el suelo”, explica el especialista.

LA IMPORTANCIA DEL DIBUJO DE LOS NEUMÁTICOS

Para evitar accidentes siempre es clave la prevención, controles y chequeos del auto. En el caso específico del efecto aquaplaning el “dibujo” de los neumáticos es fundamental para evitarlo. “Los neumáticos forman un vínculo fundamental entre el auto y la superficie. Al conducir la banda de rodamiento (es la zona con dibujo) se adhiere al piso. Pero, si no es lo suficientemente profunda, el coche pierde tracción. Las bandas de rodamiento lisas o gastadas dificultan el control del vehículo cuando el pavimento está mojado incrementando el riesgo de accidente. Para garantizar la seguridad, es muy importante medir la profundidad del dibujo y la presión de los neumáticos como parte del mantenimiento habitual del vehículo”, explica Piolo.

Tenemos que saber que la profundidad media de la banda de rodamiento de un neumático nuevo es de hasta 8 milímetros y que con el uso se desgasta y pierde profundidad. ¿Qué quiere decir esto? Qué el neumático pierde volumen de drenaje especialmente a velocidad elevada. “Tenemos que realizar con frecuencia controles en los neumáticos. Una rueda mal alineada o no balanceada, puede tener como resultado un desgaste irregular. El dibujo del neumático debe valorarse como un factor importante en una conducción segura”, argumenta.

Otro factor que entra en juego en el aquaplaning es la velocidad. Por eso siempre debemos controlarla y mantenerla en los niveles adecuados y permitidos.

Piolo nos resume las pautas que debemos seguir para evitar el “famoso aquaplaning”:

  • Controlar la presión de inflado de la rueda. Una presión inferior a la recomendada aumenta considerablemente el riesgo del aquaplaning.
  • Controlar el desgaste del neumático y la profundidad de la banda de rodamiento todos los meses. Cuanto más profundo sea el dibujo de la banda de rodamiento, más agua podrán dispersar los neumáticos.
  • Reducir la velocidad al aproximarse a charcos o agua estancada. La maniobra de reducción debe darse antes de pisar la acumulación de agua.

¿Qué hacer si experimentamos aquaplaning?

  1. No realizar frenadas bruscas.
  2. No girar el volante.
  3. Aflojar suavemente la presión sobre el acelerador hasta que disminuya la velocidad y se recupere el control.

Fuente: https://www.michelin.com.ar/auto/ideas-y-consejos/ | https://www.continental-neumaticos.es/

TE RESULTÓ INTERESANTE?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votes, average: 3,67 out of 5)

Contenido Relacionado

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *