ENDORFINAS

ENDORFINAS

Calidad de Vida  -  15/09/2022

Qué son y cómo contribuyen en nuestro bienestar.

Anoche tardé en conciliar el sueño y no dormí bien. Me desperté sin haber descansado, producto de estar preocupado por problemas y temas complicados que tenía que enfrentar en la jornada laboral. Sin embargo, a las 8 AM concurrí a mi rutina de ejercicio físico aeróbico durante una hora y luego realicé la caminata diaria paseando a nuestro querido perro Sherlock. Después, mientras me duchaba para ir a trabajar percibí que la preocupación, la tensión y el mal humor con los cuales había amanecido, habían transmutado en buen humor, tranquilidad, confianza y en nuevas ideas para los temas que tenía por delante para resolver (estas nuevas ideas son el llamado “momento Eureka” que promueven las endorfinas). Puedo asegurar que en mi rutina de gimnasia ninguna persona me contuvo emocionalmente ni me aconsejó con mis preocupaciones, obviamente tampoco lo hizo mi perro. Yo mismo me ayudé al realizar actividad física, escuchar la música que me gusta y disfrutar del paseo y la distracción de las simplezas que implica sacar a mi perro: ver como juega con otros y conversar con semejantes conocidos en la misma experiencia de pasear a sus perros”, relata el Dr. Gustavo Martín Petracca, Médico Neurólogo y Neuropsiquiatra y director Médico de INEBA. Con esta simple viñeta de vida, el especialista intenta reflejar cómo el bienestar está al alcance de nuestras manos con actividades y hábitos que mediante las endorfinas promuevan estímulos en áreas específicas del cerebro.


¿QUÉ SON LAS ENDORFINAS?

Pero bien: ¿Qué son estas famosas endorfinas? ¿Cuál es su importancia? ¿Cómo podemos liberar endorfinas? Como explica Petracca, las endorfinas son proteínas con una estructura química similar a la morfina y por tal motivo se la denomina “morfina endógena” (endo-morfina), es decir que es producida por nuestro organismo. Funcionan como neurotransmisores estimulando receptores específicos del sistema Nervioso Central, generando diferentes efectos. “Diversos estudios clínicos han demostrado que el ejercicio aeróbico –con actividades tales como correr, nadar, ciclismo, caminatas o bailar– reduce la ansiedad y propicia un buen estado anímico. Esa mejoría emocional se relaciona con la liberación a nivel del Sistema Nervioso Central de endorfinas que interactúan activando áreas y circuitos cerebrales relacionados con la motivación, el placer y el bienestar”, argumenta.

¿Por qué se las conoce como las intermediarias de la felicidad? Según explica el especialista, gracias al advenimiento de las neurociencias y el conocimiento del cerebro se saben los correlatos cerebrales de estados de felicidad o bienestar y cómo estas sustancias químicas cerebrales, denominadas endorfinas, están involucradas en estos circuitos específicos del cerebro. Dentro del término endorfinas, genéricamente se incluyen las siguientes sustancias químicas cerebrales: endorfina, dopamina, serotonina, oxitocina y péptido opiáceos. En resumen: las endorfinas son sustancias químicas segregadas a nivel cerebral, las cuales intervienen en circuitos específicos del Sistema Nervioso Central responsables de sensaciones de bienestar y placer.


¿CÓMO ESTIMULAR LA SECRECIÓN DE ESTAS SUSTANCIAS?

Sin duda el bienestar y el placer son los beneficios más tangibles de potenciar la liberación de endorfinas. ¿Cómo podemos hacerlo? Primero realizando actividad física. “La actividad física aeróbica, propicia una sensación de buen ánimo o bienestar (incluso euforia) y relajación (reduce la ansiedad), como lo experimentan los deportistas. Lo mismo sucede al realizar actividades que nos causan placer, disfrutamos o nos hacen reír”, ejemplifica Petracca.

También, la endorfina disminuye el dolor –son analgésicos internos– ya que actúa inhibiendo impulsos de fibras nerviosas que transmiten impulsos dolorosos. ¿Qué quiere decir esto? Que ese estímulo doloroso llega atenuado al cerebro. De ahí la denominación de “endorfina o morfina endógena”.

Por último, el especialista también hace una mención a la oxitocina, llamada “hormona del abrazo”. Su secreción y presencia se relaciona en acciones de vinculación entre personas, como el apego de la madre con el recién nacido, el desarrollo de confianza, el enamoramiento y las relaciones sexuales entre las personas. ¿Otras maneras de incrementan los niveles de esta hormona? Meditar en forma regular o realizarnos masajes.

Hoy es un buen momento para empezar a realizar actividad física, compartir acciones placenteras y reírnos más. Todo esto es ganancia para nuestra salud y, en definitiva, para nosotros.

Más información: www.ineba.net

TE RESULTÓ INTERESANTE?

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No Ratings Yet)

Contenido Relacionado

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *